Acercarnos al lenguaje artístico con sus obras más relevantes, es impulsar nuestra cretividad, es comprender otras formas de pensamiento y de entender la vida en las generaciones pasadas. El Arte es para disfrutarlo. Pocas disciplinas nos abren tantos espacios para el deleite de los sentidos, como ésta.

7 oct. 2017

LOS GRANDES PINTORES DE MARINAS: Aivazovski


Willem van Velde II (Leiden, 1633-Londres,1707). 
Pintor barroco holandés de ascendencia flamenca, que se especializó como su padre en la pintura de marinas. Destacó por la realización de atmos­féricas marinas cargadas en sus composiciones más tempranas de una serena calma bañada de luz, para pasar a reflejar la vida dura en el mar cuando los hombres son presa fácil de estremecedoras tormentas que juegan con las naves. Buscó la calidad colorista y plástica en las escenas marinas, cuya vistosidad residía en los atrevidos contrastes lumínicos de los barcos. Véase arriba Barcos pescando en un mar de calma 
Es indudable que  el británico William Turner (1775-1851) se inspiró en sus contrastes de luz para algunas de sus producciones. Veamos un ejemplo

W.Velde.   Barcos ingleses en una tormenta
Cuando Turner pinta en 1842 Tormenta de nieve sobre un barco de vapor en la bocana de Harbour, ya había visto la obra de Velde quien fue prolífico en su etapa de madurez representando galernas amenazantes sobre travesías de naves y hombres.
Turner 1842
 En ambos lienzos, ese cielo iluminado por un fogonazo atmosférico, es un elemento que centra la composición y le otorga mayor dramatismo: barcos luchando contra viento y marea por llegar a tierra firme, a casa.


W.Velde




El alemán Gaspar Friedrich (1774-1840)  En  1820 el pintor romántico alemán recibió en su estudio la visita del futuro Zar de Rusia, el Gran Duque Nicolás. Era el comienzo de un patronazgo que había de verse reflejado en la compra de numerosos cuadros. La futura Zarina, Alexandra Feodorova, encargó al pintor un lienzo que exaltara la belleza nórdica en toda su aterradora belleza, En ese invierno de 1820 a 1821, el frío fue tan intenso que el río Elba, a su paso por Dresde, se heló. En enero la capa se rompió, produciendo un espectacular amontonamiento de placas que fascinaron al artista. Por otra parte, un viaje científico que tuvo lugar de 1819 a 1820, buscando un paso entre Groenlandia y Canadá para salir al Pacífico, produjo que dos barcos tuvieran que sortear varios peligros, entre ellos, que el navío "Griper" quedara atrapado entre las masas de hielo groenlandesas.
Mar de hielo
En 1834, David d'Angers, escultor francés, opinó que Friedrich había "descubierto la tragedia del paisaje". Por ello, la intención simbólica del supuesto naufragio del Griper  ha sido referida como alegoría política y ha sido comparado con La balsa de Medusa (1819) de Géricault. Si en Francia esta tragedia humana se percibe como un drama simbólico de la libertad y la esperanza, en Alemania, ante la Restauración de 1815, este cuadro de Friedrich revela unos hechos irreversibles, sin esperanza de salvación: una visión alemana del mundo y la vida, aludiendo al tema clásico de la "navigatio vitae", es decir, el viaje de la vida, que termina, de forma inevitable, en la muerte. Es, asimismo esta obra, el símbolo de la vanidad humana, de la inutilidad de sus esfuerzos. Leer más
 Ivan  Aivazovski (1817-1900) es el más grande pintor ruso de marinas y nos ha dejado una vasta producción de más de 6.000 obras. Nació en el seno de la familia de un comerciante de origen armenio en la ciudad de Feodosia (Crimea). Pasó su infancia en la pobreza. Con la ayuda de personas que captaban jóvenes con talento, entró en la Academia Imperial de las Artes de San Petersburgo, donde se inició en la pintura de paisaje, interesándose desde entonces por el paisajismo marino. Lograría la medalla de oro de la Academia, además de convertirse en profesor de la misma. A mediados del siglo XIX era un artista reconocido. Hoy en día es el más cotizado pintor ruso y sus cuadros superan en algunos casos varios millones de euros.
El Bülow 1889 
Es maestro en melodramáticas representaciones de mares. Muchos de sus últmos trabajos muestran la angustia y el dolor de loshombres perdidos en el mar, con un cielo suave y una esperanza burlona detras de las nubes. Su tecnica artística se basó en la habilidosa reproducción del brillo del agua a contra luz, ya sea con luna llena, al amanecer, o representando barcos en llamas. Muchos de sus cuadros muestran su gran destreza para llenar el cielo de luz, para pintar la difusa luz de la luna a través de la niebla, o el brillo anaranjado del sol entre las nubes.

La novena ola 1850
La novena ola (Museo del Hermitage) es su obra más conocida y la más imponente por sus grandes dimensiones. Ha sido calificada por expertos patrióticos como "la pintura más bella de Rusia". Aivazovsky logra una perfección técnica inusual y absoluta, presentando a unos desafortunados náufragos que intentan sobrevivir como en La balsa de La Medusa de Géricault, a las despiadadas embestidas del océano.
El centro de la composición, no obstante, es una mística, representación difusa del sol, que ilumina la escena con una extraña y onírica gama de tonos rosados y verdosos Este tipo de gran formato será el que prevalezca en su quehacer pictórico para captar toda la grandiosidad y fuerza de la naturaleza en su elemento acuático.

Océano 1896

Reflejo de luna en el mar 1874
    Precisamente este asunto fue una constante en su visión del mar en relación con el hombre: barcos o naúfragos luchando en medio de la adversidad.  De los cientos de obras que elaboró, la mayoría siguen en Rusia (Museo de L´Hermitage). Muchos de sus últmos trabajos muestran la angustia y el dolor de los soldados en batalla o perdidos en el mar, con un cielo suave y una esperanza burlona detras de las nubes. Su tecnica artistica se basó en la habilidad para reproducir con realismo y a contraluz, el brillo del agua. También su estilo muestra su gran destreza para llenar el cielo de una luz lunar, difusa a través de la niebla o el brillo anaranjado del sol entre las nubes.

Véase otra galería de pinturas de este maestro- Pincha aquí