Acercarnos al lenguaje artístico con sus obras más relevantes, es impulsar nuestra cretividad, es comprender otras formas de pensamiento y de entender la vida en las generaciones pasadas. El Arte es para disfrutarlo. Pocas disciplinas nos abren tantos espacios para el deleite de los sentidos, como ésta.

29 mar. 2012

El LEONARDO "PERDIDO"

A inicios del siglo XVI, dirigentes de Florencia encargaron a Leonardo, entonces en el momento álgido de su carrera, pintar un enorme fresco que celebrara la victoria de la República de Florencia sobre los milaneses en una batalla en las llanuras de Anghiari que tuvo lugar el 29 de junio de 1440.
    Leonardo, que calificaba la guerra como "la locura más bestial", dibujó un grupo de caballos y jinetes combatiendo con fiereza. Durante 500 años se le llamó el fresco de La batalla de Anghiari
    Abandonó el proyecto un año después de empezar, probablemente porque una técnica experimental para los frescos no tuvo éxito. Pero parte de sus estudios preparatorios se han conservado, además de las copias de otros artistas del fresco original.
    Todos los restos del original se perdieron más de 50 años después cuando Giorgio Vasari renovó la gran Sala dei Cinquecento en el florentino Palazzo Vecchio y se le ordenó pintar otro fresco, La batalla de Marciano, para cubrir las paredes de mayor altura.
    Algunos creen que Vasari no soportaba destruir una obra de Leonardo, por lo que construyó una nueva pared con un pequeño espacio de aire para preservar lo que quedaba de la obra de Da Vinci

 Rubens copia de La batalla de Anghiari
Leer más en   Wikipedia y en EL PAIS 12/3/2012